Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Círculos de Laberinto
Círculos de Laberinto

Círculos de Laberinto

Han pasado varios años desde que en Octubre de 1999 saliera a la luz la revista Laberinto e indudablemente debemos hacer un balance positivo de sus primeros pasos: calidad de sus publicaciones, colaboradores, crecimiento de suscriptores, continuidad,…Toda una proeza en estos tiempos que corren para los que nos desmarcamos del pensamiento único y no aceptamos el status quo económico y social actual. Sin embargo, no debemos cesar en nuestro empeño de seguir mejorando, clarificando nuestros objetivos y avanzando hacia el logro de estos. No detendremos el camino que vamos labrando entre todos con este proyecto, que ateniéndonos a la situación en nuestro país y el resto del mundo, parece que será largo y dificultoso. Para ello, para seguir avanzando, es necesario, de vez en cuando, un momento para la reflexión, recapitulación y análisis que nos sirva para mantener el camino en buena dirección y paso firme. Siguiendo esta línea, queremos señalar los siguientes puntos como los objetivos fundamentales que nos proponemos alcanzar con la revista:

-Publicación de artículos y textos que principalmente traten análisis de las contradicciones de la actual sociedad capitalista y el estudio y desarrollo de las teorías que ayuden a superarla. Una revista para avanzar.

-Facilitar que personas, independientemente de su pertenencia a una determinada organización política o un colectivo social o aquellas que simplemente no estén organizadas, puedan llegar a coincidir a través de la revista, creándose lazos entre todos los que son afines a ésta. Una revista para unir.

-Ser un lugar de debate, crítica y autocrítica entre los lectores y colaboradores, que sirva para elevar nuestro conocimiento y por lo tanto nuestra capacidad de intervención en los distintos ámbitos donde desarrollamos nuestra vida política o social. Una revista para el debate y la práctica.

En definitiva pretendemos que sea una revista viva, un proyecto de todos, en el que participemos todos, y no un ente pasivo, donde el lector no tenga ningún papel y la revista pase a formar un bulto más de la biblioteca personal de cada uno.
Seguro que a muchos de ustedes, después de leer alguno de los artículos que salen en nuestra revista, le han surgido dudas, preguntas o conclusiones que desearían compartir con otra persona. Pero no han podido porque, o bien no han encontrado el momento y el lugar, o bien, simplemente, no conocen a otro lector o lectores que estén dispuestos a dialogar y debatir. Es por esto mismo, por acercarnos a los objetivos que nos planteamos con la revista, por lo que desde el Consejo de Redacción lanzamos a nuestros lectores la propuesta de formar grupos de debate en torno a Laberinto. A éstos grupos los hemos llamado círculos de Laberinto.

¿Qué constituiría un círculo de Laberinto?

-Estaría constituido por al menos 3 personas, siendo aconsejable que no tengan más de 10 (es simplemente una orientación del número de personas adecuado para facilitar un mejor debate).Siempre cabe la posibilidad de que a partir de un círculo con demasiadas personas se creen varios.

-Pueden participar en estos cualquier persona independientemente de tener filiación política o no (tiene un carácter apartidista), de su nacionalidad, sexo, raza o creencia, tan sólo es necesario estar interesado en la revista o en los debates que se dan.
-Se formarían en una localidad concreta donde haya lectores e interesados que estén dispuestos a ello. Será conveniente informar al Consejo de Redacción de la existencia de un círculo, y así poder mantener contacto y colaboración entre ambos.


¿Qué función tendría un círculo de Laberinto?

-Lugar de encuentro y de reunión colectiva de lectores de la revista para el debate de sus artículos y de las cuestiones que en ésta se tratan.
-Fomento de la colaboración escrita y del desarrollo de los temas que se tratan en la revista. Agradeceremos recibir cualquier análisis o memoria de las discusiones mantenidas por el círculo, para así darlos a conocer al resto de lectores a través de nuestra publicación.
-Ser un elemento que pueda dar más difusión a la revista en la localidad e incluso pueda llegar a distribuir y vender números, ampliando así el radio de influencia de ésta.

¿Cómo puedo poner en marcha un círculo de Laberinto en mi localidad?

-Simplemente contando con las personas dispuestas a ello. En el caso de que no conozca a nadie, siempre puede contar con la colaboración del Consejo de Redacción informando de su intención. Así, desde el Consejo trataremos de poner en contacto a todos los interesados de su misma localidad para que puedan formar un círculo.
-El propio círculo elige los temas, artículos y las formas de debatirlo. Sería conveniente que cada círculo tuviese una cuenta de correo electrónico y mantener el contacto entre el Consejo de Redacción y el círculo, para la comunicación o envíos. Igualmente servirá como modo de contacto y comunicación entre otras personas de la localidad interesadas en Laberinto y el círculo.
-Los miembros del Consejo de Redacción tratarán de visitar los círculos para hablar de la revista y poder compartir impresiones directamente con los lectores y miembros que los componen.
-Para este proyecto hemos abierto una cuenta de correo electrónico al que puede escribir pidiendo información para formar un círculo, para informar de la constitución de uno en su localidad, para enviar conclusiones o críticas que hayan surgido en sus debates y quieran trasladar a la revista, para la solicitud de ejemplares o simplemente para mantener comunicación con el Consejo de Redacción. La dirección de correo electrónico es:

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Así que animamos a todos nuestros lectores a romper el aislamiento que hay entre nosotros y a formar círculos en su localidad, creando lazos, lanzando debates, escribiendo y colaborando, avanzando, haciendo de Laberinto algo más que un papel impreso, algo más que una revista. Un proyecto de todos y una herramienta útil para transformar el insoportable presente en un futuro mejor.