Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Miscelánea
Miscelánea

¡A la huelga general del 29-S! Yo sí voy

Imprimir
p { margin-bottom: 0.21cm; }

1. Quienes estamos por el sindicalismo de clase –de participación, firmeza y combate- y militamos en Comisiones Obreras, desde su nacimiento pese a todos los desaguisados, no podemos sino celebrar la convocatoria de la huelga general del 29 de septiembre por CCOO y UGT, y trabajar por su más rotundo éxito. El 29 de septiembre debe ser –la clase obrera y el resto de los trabajadores lo necesita tenga o no conciencia de ello- un hito en la historia del movimiento obrero político y sindical en España. Porque se trata de tumbar y revertir la infame reforma laboral del Gobierno Zapatero, y abrir con ello un nuevo ciclo de luchas, estrechamente vinculado a la emancipación del trabajo, y a la cultura del valor trabajo. Hay que pararle los pies a las patronales explotadoras e insaciables, hay que hacer retroceder al Gobierno socioliberal de Zapatero, el mismo que prometía no recortar derechos y que se ha descolgado con las medidas más neoliberales y regresivas de la Unión Europea, en la que España ocupa en gasto social los últimos lugares, el 20 de la UE-27, debido a una fiscalidad culpable que grava al trabajo y no al gran capital.


Así, pues, la consciente perspectiva, que tenemos por delante, ha de ser unánime en no caer en la trampa del enemigo que pretende desactivar la justeza y la viabilidad de la huelga general, ni en la trampa de los “amigos” que esgrimen que la huelga general le hace el juego a la derecha, porque una vez más es el Gobierno “socialista”, con su política neoliberal, el que le ha puesto en bandeja el ascenso electoral a la derecha populista y demagógica del PP, mucho antes de que fuese convocado el 29-S. Al extremo de que es más bien el climax del 29-S y la posibilidad de que esta jornada sea un punto y seguido, como promete serlo, la que podrá frenar la deriva derechista en España.

Leer más...
 

Olof Palme visto por Cayo Lara

Imprimir

Hace unos días me encontré en el diario Público un articulo de Cayo Lara sobre la figura de Olof Palme (“El legado de Olof Palme”, en la edición del 19 de julio pasado). Un verdadero panegírico. Cayo se fija en la imagen de Palme, destacando su honradez y su sinceridad. Se deshace en elogios sobre su figura, su entrega personal, hasta llegar a afirmar que en estos momentos “desearía contar con muchos de ellos (como Palme) para afrontar los retos que, sin duda, nos esperan.”


La verdad es que me asombra e inquieta ver el enfoque que se da a la figura de Olof Palme, viniendo de un militante del PCE. Si en algo debemos diferenciarnos los comunistas del resto de los que tratan de hechos o personajes históricos, es en la profundidad y el rigor con que se deben presentar. Olof Palme vivió en una cierta coyuntura del capitalismo sueco, sometido a unos condicionantes, que es necesario conocer para trazar cabalmente la figura del personaje, con sus sombras y sus luces.

Leer más...
 


Página 4 de 4