Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Clásicos de actualidad
Clásicos de actualidad

Contradicción y sobredeterminación

Este texto, que data de 1962, es el tercer capítulo del libro de Louis Althusser La revolución teórica de Marx. Se señala, en conexión con otros textos de la sección, el siguiente fragmento:

[...] A ello se debe que Engels reduzca a muy poco sus pretensiones en su propio texto. ¿Qué nos queda entonces de este esquema y de esta “demostración”? Esta frase: dándose todo el sistema de resultantes, la resultante final contiene algo de las voluntades individuales originarias: “todas contribuyen a la resultante y se hallan, por lo tanto incluidas en ella”. Éste es un pensamiento que en un contexto completamente distinto puede tranquilizar a los espíritus inquietos acerca de su influencia en la historia, o, una vez muerto Dios, inquietos acerca del reconocimiento de su personalidad histórica. Llegaría a decir que es un buen pensamiento desesperado, que puede alimentar desesperanzas, es decir, esperanzas. (No es un azar si Sartre, basándose en el mismo “problema” de Engels, en el problema del “fundamento” y la génesis de la necesidad “sin autor” de la historia, persigue el mismo objeto, con argumentos igualmente filosóficos, aunque de otra inspiración.)

icon Para leer el texto completo

 

El proceso de la práctica teórica

Tercer apartado del artículo de Louis Althusser “Sobre la dialéctica materialista (de la desigualdad de los orígenes)”, de 1963. Está incluido en La revolución teórica de Marx. El párrafo final afirma:
 
[...] Éste es el desafío cotidiano que los comunistas dirigen a todos los reformistas del mundo, que creen que se puede invertir el orden de las cosas sobre su propia base, por ejemplo, invertir la desigualdad social en igualdad social, la explotación del hombre por el hombre en colaboración de los hombres entre sí, sobre la base misma de las relaciones sociales existentes. El canto de lucha de los trabajadores dice que “el mundo va a cambiar de base” es teóricamente irreprochable.
 
 

Jean Paul Sartre

Este texto ha sido extraído del libro de Alain Badiou Pequeño panteón portátil. Se señala un fragmento:

[...] Para nosotros, el Sujeto político, del que en efecto el marxismo debe rehacer, no coincide con el sujeto en rebelión, incluso si lo supone. Que el proletariado haga su política no se confunde con el hecho, siempre verdadero, de que las masas hacen la Historia. Hay en el Sujeto político, en el proceso del partido político de tipo nuevo, un principio de consistencia que no es ni la serie, ni la fusión, ni el juramento, ni la institución. Un principio irreductible, que escapa a la totalización sartreana de los conjuntos prácticos. Un principio que tampoco está fundado sobre la praxis individual.

icon Para leer el texto completo

 

Metafísica de la democracia

Tercer apartado del capítulo “La democracia” del libro de León Trotsky Terrorismo y comunismo. De forma previa a la lectura completa, se muestra lo siguiente:

[...] A la democracia real, que el pueblo alemán acaba de conocer, Kautsky opone una democracia ideal, como se opone fenómeno vulgar la cosa en sí. [...] Resonaba en ello una nota de indignación.

icon Para leer el texto completo

 

Sobre los modelos de la revolución burguesa

Cuarto capítulo del libro de Nicos Poulantzas Poder político y clases sociales en el estado capitalista. Destaca una de sus conclusiones:

[...] En nuestro caso, esos modelos de revolución burguesa y las formas ideológicas que los acompañan se manifiestan, en sus efectos sobre la ideología de la clase obrera, como otros tantos peligros de deformaciones específicas, que acechan a la teoría revolucionaria, como otras tantas tentaciones, en cierto modo, de mimetismo por la clase obrera de las revoluciones de su clase burguesa nacional.

icon Para leer el texto completo

 

Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo

Discurso pronunciado por Mao Tse-tung el 27 de febrero de 1957, en la XI Sesión (Ampliada) de la Conferencia Suprema de Estado. Se subraya lo siguiente:

[...] Las contradicciones entre nosotros y el enemigo y las contradicciones en el seno del pueblo, por ser de distinta naturaleza, deben resolverse con diferentes métodos. [...]
Son muchos los que no se atreven a reconocer abiertamente que en el seno de nuestro pueblo existen todavía contradicciones cuando precisamente son ellas las que hacen avanzar nuestra sociedad.

icon Para leer el texto completo

 


Página 2 de 4