Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 5 Reformas de la administración local en el reinado de Carlos III

Reformas de la administración local en el reinado de Carlos III

El Auto-acordado de mayo de 1766 y la Instrucción de junio del mismo año, que desarrollaba a la anterior, introdujeron en el ámbito de la administración local en España una gran novedad; ésta no era otra que la elección de determinados cargos municipales para representar los intereses del estado llano en los municipios, siendo elegidos estos representantes por el voto popular de todos los vecinos. Si bien sus funciones, que pasaré a detallar más detenidamente en otro apartado de este trabajo, no eran realmente de importancia en cuanto a la administración del municipio se refiere, sí es de resaltar que por primera vez hacen su aparición representantes del tercer estado en las instituciones de gobierno, siquiera sea local. Posteriormente, en 1768, se crean los Alcaldes de Quartel y de Barrio incidiendo más en la reforma municipal.

¿Cómo y por qué se llegó a esta concesión real que incorporaba la elección "democrática" de representantes populares? ¿Cómo podía casar una medida de este tipo con el ánimo centralizador y absolutista de los déspotas ilustrados? A lo largo de este trabajo intentaré desvelar, desde mi punto de vista, ésta y otras cuestiones como sistemas de elección, funciones, régimen de incompatibilidades, etc.

No pretende este escueto trabajo plantear la casuística particular. Aunque serán inevitables algunas referencias concretas para ilustrar la situación general;  pretendo centrarme en cuáles fueron las circunstancias que hicieron posible la institución, cómo funcionó durante el tiempo que lo hizo, y en qué desembocó su ejecutoria. Para ello será preciso, previamente, hacer una descripción del marco político en el que se tomó la decisión real.

icon para leer más