Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 2 El Estado ateniense

El Estado ateniense

Esta entrega, junto a la anterior y a una próxima, dedicada al Estado de la antigua Roma, es parte de un trabajo encaminado a preparar una discusión cuyo objeto es el modo de producción esclavista. Desarrollo el tema en siete apartados, los seis primeros describen las correspondientes fases del proceso de formación del Estado ateniense. La parte final trata del presupuesto de la democracia esclavista.

 

LA DEMOCRACIA MILITAR

Cuando los griegos aparecen en la historia se hallan en los umbrales de la civilización, a punto de salir del estadio superior de la barbarie; su vida estaba organizada según la constitución gentilicia, en una fase, más o menos avanzada, de transición. 

De las comunidades que habitaron el Ática durante este periodo, la tradición literaria refiere cómo el rey Ión dividió a toda la población del Ática en cuatro tribus (phylaí), cada una de las cuales se componía de tres fratrías (phratríai); a su vez, cada fratría estaba formada por treinta gene, y cada genos agrupaba a treinta familias; por lo tanto, y según la leyenda, por aquellos tiempos había en todo el Ática 10.800 familias.

Régimen socioeconómico

El Ática es una península rocosa que penetra profundamente en el mar y mide unos 2.500 km.2 de superficie. Cubierta de montañas calcáreas, se halla desprovista de agua y de vegetación en muchos lugares. El elevado nordeste, casi imposible de cultivar, se llama Diacría (la meseta); el litoral, llamado Paralia (región marítima) no era mucho más fértil, pero sí cómodo para la navegación. La parte mejor del Ática era la llanura central, la Pediada, situada a lo largo del único curso de agua importante, el Cefiso Ático – que también en verano se queda casi seco – , y bordeada de montañas por tres lados (Parnés, Pentélico e Himeto); el mar la baña por el sudeste, Atenas se encuentra en esta llanura, a siete kilómetros del golfo Sarónico. Las riquezas naturales del Ática eran las minas de plata de Laurión y el mármol del Pentélico y del Himeto, así como excelentes arcillas plásticas, ampliamente utilizadas en alfarería.

icon para leer más