Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 39 El auge de la ecología-mundo capitalista (II): Las fronteras mercantiles en el auge y decadencia de la apropiación máxima

El auge de la ecología-mundo capitalista (II): Las fronteras mercantiles en el auge y decadencia de la apropiación máxima

Debemos recordar los 23 puntos de las transformaciones de la tierra y el trabajo con las que comenzábamos el artículo. Mi deseo, en lo que sigue, es desarrollar las relaciones y condiciones subyacentes al origen del capitalismo desde una perspectiva ecológico-mundial. Podría comenzar por afirmar lo que puede ser obvio después de leer nuestro listado: las transformaciones del movimiento de la Tierra correspondientes al periodo 1450-1750 sobrepasaron la escala, la velocidad y la capacidad de las civilizaciones premodernas, frecuentemente por un orden de magnitud. Lo que le tomó a las centurias de civilización feudal lograr en regiones particulares – como sería la Europa del Este del Elba (Bartlett, 1993)- el orden capitalista emergente lo cumplió en unas cuantas décadas. ¿Cómo se explicaría este extraordinario cambio ecológico-mundial? Volvamos a la sobresaliente observación de Marx, que la fertilidad del suelo puede actuar como un incremento en capital fijo. El genio del capitalismo fue a privilegiar una forma mercantilizada de la naturaleza humana (la productividad del trabajo) como indicador de riqueza, y por lo tanto, tratar al resto de la naturaleza como una vasta zona de apropiación. Suelos, bosques, arroyos -¡por no hablar también de las sociedades campesinas del Nuevo y Viejo Mundo!- pueden ser movilizados al servicio del los proyectos de desarrollo de la productividad del trabajo y asimismo aumentar la masa de plusvalías.

 icon para leer más