Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 20 Editorial:Lloviendo sobre mojado

Editorial:Lloviendo sobre mojado

Desde el primer momento la ofensiva de las políticas neoliberales se propusieron el objetivo primordial de elevar la tasa de ganancia del capital mediante la fórmula de la “flexibilización” y la desregulación de los mercados de trabajo, también llamadas “reformas estructurales”. Por ello, las reformas laborales han gozado de una bien ganada “mala fama”, como reconocía abiertamente -hace algunos años- uno de los presidentes del Fondo Monetario Internacional, a la par que animaba a los Estados europeos a imponerlas sin contemplaciones, frente a la resistencia de unas clases trabajadoras habituadas a unos derechos duramente conquistados. En el contexto de la Unión Europea, siguen siendo los Estados miembros los que cuentan entre sus competencias con la facultad de regular el mercado de trabajo. Lo que hacen de forma recurrente en nombre de flexibilizar las “rigideces” del mercado de trabajo, que no son otras que los derechos de los trabajadores para limitar la explotación y opresión capitalista. Una y otra vez las reformas laborales ponen de manifiesto la relación de antagonismo existente entre capital y trabajo, o lo que otros llaman de forma edulcorada los intereses contrapuesto entre las partes. En cualquier caso, una prueba incontestable de antagonismo es el hecho de que, en España, ninguna legislación se ha modificado tantas veces como lo ha hecho la legislación laboral.