Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 23 Negatividad y utopía del movimiento altermundista

Negatividad y utopía del movimiento altermundista

El movimiento altermundista es, sin duda, el fenómeno más importante de resistencia antisistémica a comienzos del siglo XXI. Esa vasta nebulosa, esa especie de «movimiento de movimientos» que se hace visible durante los Foros Sociales —ya sean regionales o mundiales— y durante las grandes manifestaciones de protesta —contra la OMC, el G-8 o la guerra imperial de Irak— no guarda correlación con las formas habituales de acción social o política.

Amplia red descentralizada, el movimiento altermundista es múltiple, diverso y heterogéneo; asocia a sindicatos obreros y movimientos campesinos; ONGs y organizaciones indígenas; movimientos feministas y asociaciones ecologistas; intelectuales y jóvenes activistas. Lejos de constituir una debilidad, su pluralidad es la fuente de su fortaleza, crecimiento y expansión.

Las solidaridades internacionales que se tejen en su interior son de una tipología novedosa, relativamente diferente a las que caracterizaron a las movilizaciones internacionalistas de las décadas de los sesenta y setenta.

icon para leer más