Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 15 La justicia de Queipo

La justicia de Queipo

«La Justicia de Queipo: Violencia y Terror fascista en Sevilla, Huelva, Cádiz, Córdoba, Málaga y Badajoz».

Francisco Espinosa Maestre, Editorial Centro Andaluz del Libro (Sevilla)

Sevilla 2000, 383 páginas

Venta de Ejemplares, escribiendo al Apartado Postal, 3183. 41003 Sevilla

 

En 1997, un libro de Francisco Espinosa Maestre, La Guerra Civil en Huelva, rompía un silencio de complicidades donde, a pesar de los años transcurridos, se seguían conjurando fuerzas vivas, instituciones y hasta los mismos investigadores de dentro y fuera de la universidad, al parecer mucho más interesados por cuestiones políticamente correctas y la mayor de las veces, por eso mismo, insustanciales.

 

Viene siendo surrealista asomarse a ver que hacen aquellos a los que en teoría se les paga para que investiguen, ¿o es que tal vez se les paga para que hagan precisamente lo contrario?, no lo sé. Asumo con pesimismo que el delito académico de funcionar por libre, permanecer al margen de los círculos que refrendan la producción y reproducción de mensajes ideológicos, no jugar su juego, en suma, se tenga que seguir pagando tan alto. ¿Quién quiere disidentes?. El poder sólo acepta fusilados, vencidos o vasallos. Ahí nuestra tragedia.

 

Las trabas, los obstáculos que tuvo Francisco Espinosa que vencer para sacar a la calle este libro puede hacernos reflexionar sobre como se disciplina la investigación en torno a determinados temas que, no sólo siguen siendo particular coto hermenéutico de una investigación oficiosa, a la que, además, se le avisa de los rigores de la nueva y más cruel censura de los medias, la libertad de mercado y el escaso interés que a ellos les suscita este tipo de obras que, por otra parte, y a su pesar, claro; terminan siendo auténticos best-sellers que, como en este caso, alcanza, en menos de dos años, tres ediciones. Frente a la industria editorial, parece que el público de Huelva no estuvo por el silencio con que han querido seguir cubriendo a nuestros muertos

icon para leer más