Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Números publicados laberinto 8 Renovación de la crítica en la era de la globalización

Renovación de la crítica en la era de la globalización

En los últimos lustros fuimos testigos de un marcado declive del ejercicio de la crítica en los ámbitos intelectuales y políticos de izquierda. Obviando aquí los necesarios matices, puede afirmarse que con el ascenso del proyecto neoliberal y la expansión de las fuerzas que recibieron el nombre genérico de globalización, menguaron notablemente las virtudes críticas y el filo analítico que habían caracterizado en épocas anteriores a las comunidades intelectuales y académicas.

Este fenómeno se expresó concretamente como una inclinación hacia los estudios parciales y, en muchos casos, francamente apologéticos del nuevo modelo neoliberal; el abandono de los enfoques totalizadores empeñados en descubrir las tendencias ocultas y los límites del nuevo régimen socioeconómico; la aceptación sumisa de los argumentos triviales enarbolados por los nuevos señores del poder económico y político para justificar las relaciones impuestas sobre los pueblos a gran escala, y, en fin, el escamoteo, la minimización e incluso la negación de los efectos devastadores que provocaba el régimen capitalista, en su nueva fase, en materia social, económica, cultural, ecológica, etcétera. Lo que estaba ocurriendo, en suma, se presentaba como el resultado de fuerzas irrefrenables, casi naturales, apenas ahogadas en el pasado por los errores y las confusiones de movimientos socializantes o populistas, ingenuos o malignos. Derrotados éstos, el único camino y el único pensamiento posibles eran los que trazaban los impulsos del mercado, la ganancia, el individualismo, el universalismo paradójicamente definido a partir de los parámetros particulares de “occidente”, y otros por el estilo.

Desde luego, insisto, lo dicho constituye un esbozo simplificado. La semilla crítica jamás se consumió. Hubo valiosas excepciones individuales, así como grupos que continuaron practicando el análisis penetrante a contrapelo del desencanto y el derrotismo prevalecientes. Pero la hegemonía del “pensamiento único” y la apabullante presencia de instituciones y cuadros intelectuales favorables a la lógica globalizadora, en especial hasta mediados de los años noventa, acorralaron a las voces disidentes y prácticamente ahogaron sus argumentos, restándoles presencia e impacto público. Hay indicios de que esto comienza a cambiar decisivamente a las puertas del tercer milenio. El pensamiento crítico, cargado de propuestas alternativas, se abre paso en medio de la barahúnda neoliberal. Es un fenómeno paralelo a —y seguramente vinculado con— los movimientos sociales globalicríticos que brotan por todas partes, tanto en la periferia como en el centro del sistema. Muchas de las voces que hoy adquieren briosa sonoridad no son, en rigor, nuevas. Corresponden a intelectuales que nunca abandonaron su desiderátum crítico, como es el caso de los autores de la obra que examinaremos en las páginas que siguen.

El libro escrito por John Saxe-Fernández y James Petras, con la participación de Omar Núñez Rodríguez y de Henry Veltmeyer en sendos ensayos (Globalización, imperialismo y clase social, Editorial Lumen, Buenos Aires/México, 2001), es efectivamente un ejemplo de la crítica renovada de la razón neoliberal y de la expansión del capital en las últimas décadas. En nueve apretados capítulos, la obra analiza vigorosamente los principales problemas que se tejen en torno al llamado proceso de globalización.

icon para leer más