Revista Laberinto

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home
En esta sección Antonio Doctor nos irá relatando sus vivencias, experiencias y las lecciones que la vida le ha ido dando.

18.- 1987, año para recordar

Entramos en 1987, el año más conflictivo de toda la historia de la planta de General Motors (GM) en Zaragoza. En la larga lucha salieron a la luz las carencias, tanto de los directivos de la empresa como de los sindicalistas y los propios obreros, aunque las de estos son más justificables, por tratarse de un colectivo extremamente heterogéneo.
Una vez sentadas las aguas, los directivos demostraron haber aprendido la lección y tomaron sus medidas para intentar impedir que se repitiese una situación como la vivida. Más adelante detallaré cuales fueron esas medidas. Los sindicalistas (de todos los sindicatos activos en la fábrica), a piñón fijo, apaleados por ambos lados, la única conclusión que sacaron de aquel proceso tan rico en experiencias, fue la de que no se le puede dar protagonismo a los trabajadores y a partir del siguiente Convenio, en 1990, hicieron un pacto para no hacer asambleas generales, no someter a consideración de los trabajadores su plataforma de Convenio ni informarles de lo sucedido en las rondas de negociaciones.
 


Página 1 de 4